Uncategorized

Domótica en el hogar

La domótica consiste en el conjunto de tecnologías que se aplican al control y la automatización inteligente de una casa. Este tipo de sistemas nos permiten gestionar de manera más eficiente el uso de la energía. En una época en la que buscamos cualquier forma de reducir nuestra factura de energía, la domótica permite reducir el consumo de energía en la vivienda y, por tanto, reducir las facturas.

Pero esta no es la única ventaja de este tipo de sistemas. La domótica también mejora la seguridad, el confort y la comunicación en la vivienda.

Viviendas domóticas

Un sistema domótico posee la capacidad de recoger información de los sensores repartidos por la vivienda, estudiarla y actuar en consecuencia.

La red de control del sistema domótico está integrada con la red de electricidad y se coordina con el resto de redes con las que tenga relación: telefonía e Internet, televisión, iluminación, climatización…

Gracias a este tipo de sistemas podemos controlar todos los sistemas y aparatos que estén conectados de manera remota. Además, el propio sistema es capaz de

Ventajas de las viviendas domóticas

  • Los sistemas inteligentes orientados a facilitar el ahorro energético: Como hemos dicho, gracias a estos sistemas podemos reducir el consumo de energía. Se ha calculado que este tipo de sistemas ahorran entre el 25% y el 40% en relación a las viviendas que carezcan de ellos.
  • Domótica y seguridad: Tanto gracias a la intervención ante incidencias y averías como a la seguridad que nos reportan los sistemas que se instalan aquí, como las alarmas o las cámaras de vigilancia. Dentro de esta seguridad aparece el poder hacer que la vivienda parezca habitada cuando esté vacía.
  • Garantizar las comunicaciones: Este tipo de sistemas nos permiten transmitir voz y datos. Además, también mejora la comunicación de la vivienda con el propio usuario. Por ejemplo, se puede usar la iluminación como avisos para gente sorda de que llaman a la puerta o por teléfono.
  • La domótica no es cara: Mucha gente cree que este tipo de sistemas son caros y por eso no los instalan. Sin embargo, hay sistemas con todo tipo de precios. Además, podemos ir instalando sistemas domóticos poco a poco, según nuestro presupuesto.

Ejemplos de domótica en la vivienda

Dentro de los sistemas que se pueden domotizar en una vivienda hay tres que destacan por encima del resto:

  • Iluminación: Consume el 25% de la factura de electricidad. No hablamos solo de poder encender o apagar la luz desde fuera de casa, sino de que el propio sistema sea capaz de hacerlo en función de factores externos como la luz natural.
  • Climatización: Esto supone el 40% de la factura de energía. Los sistemas de climatización inteligente también adaptan su funcionamiento a información sobre factores externos como la temperatura.
  • Electrodomésticos: Aquí encontramos diferentes tipos. Desde hornos y vitrocerámicas que adaptan su uso a lo que se cocina hasta lavadoras y lavavajillas que se encienden en las horas donde la electricidad es más barata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ioana Furtuna.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Ioana Furtuna.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad