¿Cómo ahorrar en gas en nuestra vivienda?

La llegada del frío hace que aumente el consumo en energía aumente para la calefacción o el agua caliente sanitaria. Mucha gente utiliza como fuente de energía para este tipo de instalaciones el gas, ya sea natural, propano a granel, propano canalizado o butano.

Si bien el gas natural es el tipo de gas más económico, lo cierto es que a muchas zonas de nuestro país aún no llega el suministro, por lo que se siguen usando bombonas de butano o propano o algún tipo de propano, como los que hemos comentado.

Tarifa de gas

El precio de las bombonas de propano y butano, así como del propano canalizado, lo regula el Estado por lo que no se podrán obtener precios más económicos. Sin embargo, para propano a granel sí existen diferentes compañías, por lo que puedes hacer una comparativa de tarifas y precios para ver si puedes tener una más económica.

Muchas veces nos centramos en reducir el consumo para ahorrar y no nos damos cuenta de que un cambio de tarifa o compañía puede suponer también un gran ahorro.

Reducir el consumo de gas

Vamos a darte una serie de consejos para reducir el consumo de gas según el uso que se le vaya a dar.

Calefacción

  • La temperatura ideal para la calefacción se encuentra entre los 18ºC y los 21ºC durante el día. Si modificamos esta temperatura, cada grado de diferencia supondrá un aumento del 7% en el consumo.
  • Usar termostatos para el control de los sistemas y la temperatura.
  • Mantenimiento adecuado de todos los elementos de la instalación.
  • No cubrir los radiadores ya que se producen pérdidas de calor.
  • Calentar solo las estancias que se usan, no malgastar energía en estancias vacías.
  • No ventilar más de diez minutos la vivienda.
  • Bajar las persianas o las cortinas cuando anochezca, ya que se perderá menos calor.

Agua caliente

  • Al enjabonarte, lavarte los dientes, fregar… dejar el grifo cerrado.
  • Ducharse en lugar de bañarse, gasta mucha menos cantidad de agua caliente.
  • Usar programas de agua fría en la lavadora o el lavavajillas siempre que sea posible.
  • Colocar controles de temperatura en grifos y duchas.

Cocina

  • No abrir el horno cuando se está cocinando sino es imprescindible ya que se pierde el calor.
  • Tapa la olla ya que se alcanzará la temperatura adecuada.
  • Utilizar utensilios específicos para cada tipo de cocina, están hechos para que su funcionamiento sea más eficiente
  • Aprovecha el calor residual para terminar de cocinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESEspañol