Día 11 – Frigorífico/Nevera

Hoy vamos a ordenar la nevera, o el frigorífico. Dependiendo del país en el que estés, tiene un nombre u otro.
Pero antes de empezar, veo necesario hacer un par de observaciones muy importantes, ya que se trata de nuestra salud.
Tener el frigorífico en óptimas condiciones (de limpieza y funcionamiento) y almacenar los alimentos adecuadamente son requisitos indispensables para la seguridad alimentaria.

La temperatura del frigorífico debe de estar entre los 3 y 5 grados Celsius.
La temperatura del congelador, en -18°C.

La temperatura dentro del frigorífico varía ligeramente por zonas. Es por ello que los alimentos deben ir en un cierto sitio:
1. Baldas superior – quesos, embutidos, sobras de comida.
2. Balda inferior (zona más fria) – pescados, carnes.
3. Cajon – fruta y verdura
4. Puerta (zona menos fria) – huevos, mantequilla, bebidas, leche.

Los alimentos deben ir en envases herméticos o envueltos en papel film sin dejar pasar el aire. El contenido es más importante que el gasto de papel film. Deben de ir en contenedores herméticos no solo por la trasferencia de olores y sabores de un alimentos otro, sino también por las “quemaduras” de frío que se producen y para evitar posible contaminación cruzada entre los alimentos.
En el caso de la fruta y la verdura, puede ir previamente lavada, pero seca. Y si es fruta cortada, en recipientes herméticos.

Muy importante NUNCA almacenar carne sin cocinar que pueda soltar sangre, o que esté cerca de carne cocinada. El riesgo de contaminación cruzada es muy alto. Debe ir en envases de vidrio, hermético, con una bandeja debajo para asegurar que no haya escapes.

Mencionar que en verano o cuando el frigorífico está muy lleno, bajar un poco la temperatura para asegurar un enfriamiento óptimo.

Jamás guardar comida caliente, ya que subiría la temperatura del interior y formaría un ambiente perfecto para la propagación de las bacterias.

Dicho todo esto, vamos a ello:

hogarmania.com

El primer paso en este caso sería sacar todo lo que tenemos en la nevera.
Aprovechar y limpiar. Se debe de hacer cada mes.
Repasamos todos los alimentos y verificamos que no haya caducados o que no estén en óptimas condiciones para el consumo.
Antes de volver a guardar, decidir dónde irá cada alimento, sabiendo ya lo que he puesto más arriba.
En las fotos os dejo dos guias muy bien explicadas.

Colocar los alimentos recientes más atrás y los más antiguos más delante. (En los supermercados están colocados de igual manera!)

Y disfrutar de una nevera ordenada!

Importante saber:
Los quesos tiernos duran hasta una semana.
Los quesos secos, hasta tres semanas.
Las carnes cocinadas, un máximo de tres días.
Verdura, máximo una semana.
La fruta dura un poco más. Algunas hasta dos semanas.

¿Que tal os ha ido hoy?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad