Día 5 – Cables

Que levante la mano quien sabe para que son todos los cables que tiene en casa! 🤚
Yo, no.😅
No voy a culpar a mi marido, ya que cuando nos mudamos juntos, yo ya tenía mi caja con cables “sin identificar”, que guardaba por si acaso.

La tecnología avanza tan rápido, que en menos de 2 años, es muy probable que lo que tengamos sea obsoleto. Recuerdo con nostalgia mi primer móvil, que hoy en día será una reliquia. Pero han pasado solo 20 años desde entonces.
El reto de hoy da pereza, es verdad, pero vamos avanzando!💪

Creo que nos vamos acostumbrando al funcionamiento de la dinámica que usamos para ordenar:
1. Juntar todos los cables, menos los que estén en uso, por obvias razones.😅
2. Clasificar por subcategorias.
3. Descartar todo aquel que ya no os será de utilidad. Si somos sinceros, quedarán muy pocos.
4. Etiquetar los que podamos, ya que en este punto, os tenéis que inventar algunos nombres.
5. Guardar los cables juntos, de tal manera que no se enreden.
6. Llevar los descartados al punto limpio.

Hace años descubrí el truco de usar los cartones de los rollos de papel para guardar los cables. No todos los cables se pueden guardar así, pero es una excelente idea y ayuda mucho a ponder encontralos con facilidad, y, lo que es más importante aún, que lo se enreden.

¿Como os ha ido con el reto de hoy?

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad